gastos_envio_baratos_detrasdelmostrador

Si llevas ya tiempo con la tienda online en marcha, lo sabrás perfectamente: uno de los principales motivos por los que un cliente se va de la tienda online sin comprar es por considerar que los gastos de envío son demasiado altos.

Y, ¿qué significa altos? Pues muy brevemente, si tus gastos de envío representan al cliente más de 6€ (¡ojo! aquí no incluyo paquetes voluminosos o pesados) deberías revisar con tu proveedor de logística para ver cómo puedes ofrecer los precios más bajos.

Y ¿cómo se yo que son 6€ y no 3€ o 10€? Basta darse un recorrido por las tiendas online y fijarse en este concepto.  Veremos que las empresas grandes (FNAC, Amazon, Mango,…) pueden ofrecer unos gastos de envío realmente ridículos –menos de 3€ para entregas en 5 días, después existe otro rango de tiendas cuyos gastos oscilan entre los 3€ hasta los 5.5€ y finalmente, están algunas tiendas que parece que no han revisado esta partida desde hace más de un año y sus precios superan los 6€ y 7€.

Ten en cuenta también que no se trata de ofrecer un coste más bajo a cambio de más días de entrega, ya que el plazo que vienen ofreciendo la mayoría de tiendas es de 5-6 días como estándar y las hay, con entregas en 24/48 horas.

Revisando las diferentes tiendas online, llegaríamos a la conclusión que menos de 5€  y entre 5 y 6 días de entrega se han convertido en el estándar mental, es decir, si un cliente llega a una tienda online puede esperar pagar esto, cualquier cantidad que la supere le obligará a repensar si compra o no (¡ojo! por supuesto si el paquete es voluminoso o pesado se entenderá que deba costar más).

¿Cómo podemos eliminar los gastos de envío? Los gastos de envío son un coste que tenemos y por tanto, no podremos eliminar. No obstante, podemos asumir nosotros el coste para pedidos de cierto importe. Es muy habitual ver en las tiendas online el mensaje de “Gastos de Envío gratis en pedidos de más de tantos euros”.

Imaginemos que nuestros gastos de envío son de 5€,  podríamos por ejemplo, ofrecer los gastos de envío gratis en pedidos de más de 50€. Esto supone en realidad un descuento del 10%, a priori un 10% no parece mucho pero para un cliente que se ha gastado 50€ que le ofrezcas los gastos gratis vale mucho más que este 10%.

¿Cómo elegir el tramo a partir del cual los gastos de envío son gratis?

  1. Busca un tramo cercano a tu promedio de compra. Es decir, si el promedio son 25€ no exijas 50€ ya que pocos clientes pueden aprovecharlo. Sin embargo, con decir, 30€ podrías conseguir que más de uno opte por comprar más para conseguir los gastos gratis.
  2. Ten en cuenta que en realidad lo que estás dando es un descuento, es decir, va a salir de tu margen. Así que ten en cuenta si quieres ofrecer un 5%, un 10% o un 25%.

Y ya por último, no olvides informar de los gastos de envío antes de llegar al final de la compra. Si el cliente lo sabe de antemano, ya no se llevará la sorpresa al final de la compra y cuando los vea ya los habrá aceptado mentalmente. Por el contrario, si esperamos a comunicarlo al final, no sólo no conseguiremos la compra sino que además generaremos una imagen de desconfianza.

Recuérdalo, para evitar que los gastos de envío sean un freno a tus ventas online, debes revisar al menos una vez al año:

  1. El precio que va a pagar el cliente (y tus costes, no intentes ganar dinero con ello)
  2. El tiempo que va a tardar la entrega
  3. Cuándo y cómo se comunican estos gastos

Ahora te toca a ti,  ¿has revisado últimamente esta partida? ¿Cómo los puedes mejorar?

Y por último, si este post te ha sido útil , ¿te importaría compartirlo en tus redes sociales? Muchísimas gracias.